Delfina Valdés



En una tarde soleada nos encontramos con Delfi Valdés, quien nos abrió las puertas de su casa para una charla amena donde nos contó sobre sus proyectos y como ha cambiado su vida en los últimos años. 
Soy la mayor de cuatro hermanas mujeres. Mi familia es algo muy importante en mi vida, los muestro mucho en redes. Me encanta compartir con ellos, somos de irnos de viaje, de ir al campo  juntos. Siempre me acompañan y son muy importantes en mi vida laboral. 

¿Cómo fue tu niñez?
Tuve una niñez muy feliz. Siempre vivimos en Montevideo pero mi papá trabajó en el campo por eso íbamos muy seguido. Yo digo que mi lugar en el mundo es ahí. El campo es el lugar en donde soy yo en mi máxima expresión. Disfruto muchísimo de ir al campo y más en familia. Es un plan que hacemos muy seguido, como mi papá está allá estamos yendo permanentemente. Siempre los recuerdos más lindos de la infancia están ligados al campo. 

Estudias Comunicación, ¿cómo te diste cuenta que eso era lo tuyo?
Si, estudio Comunicación hace dos años. Después de un cambio bastante rotundo que me marcó muchísimo me di cuenta que lo mío iba por acá. 
Yo estudiaba Odontología, estaba en cuarto año de facultad, ya cerca de recibirme. Cuando llegó la pandemia, nosotros nos fuimos al campo, pasamos gran parte de esa situación allá, así que cursé los zooms y seguí con los cursos online. 
Cuando llegó la hora de volver a la presencialidad fue cuando comencé a pensar que eso no era lo mío.  Siempre fui una persona muy determinada, muy responsable y estudiosa y siempre me encantó la biología, pero con el parate obligado que tuvimos todos con la pandemia creo que viví un proceso muy grande de autoconocimiento y me di cuenta que había un poco de idealización de mi parte en la carrera. No era eso lo que quería para el resto de mi vida. Fue un proceso con muchos alti bajos, pero me cambió totalmente la manera de ver la vida, valió mucho la pena el cambio, tener la valentía de darme cuenta y decidir cambiar a esa altura. 

¿Y por qué Comunicación?
Me encanta hablar, toda la vida me encantó expresarme. De chica siempre decía que mi talento era hablar, (risas). Debatir, hablar con la gente. El poder que tiene la comunicación es increíble. Y eso es algo que fui descubriendo también en las redes. Mi crecimiento en Instagram fue muy espontáneo. Yo mostraba mi vida y hacia posteos como los hace cualquiera. Pero empecé a notar que iba más allá, que me salía natural contar y poder transmitir cosas. Y fue ahí, en medio de la pandemia que me di cuenta que era por ese camino. 

¿Y ahí lo empezaste a ver como medio de vida?
Yo comencé en 2018 a generar contenido. Tenía mi cuenta privada como casi todo el mundo y antes de navidad me escribe una marca, Rapsodia, que fue la primer marca con la que trabajé, y me ofrecieron realizar unas historias a cambio de unos looks. 
Ahí dije, ¨bueno…. Puede ser por acá.¨  Ellos me dijeron que cuenta debía ser pública, así que hice esa cambio y comencé, muy de a poco. Hasta ese momento era todo muy ligth, pero cuando decido cambiar de carrera ya lo empecé a pensar de otra manera.
En ese momento el pensamiento fue ver que opciones que tenía, analizarlas, ver estrategias, objetivos, desarrollar mi marca personal. Me anoté en  un curso de marca personal que me ayudó muchísimo para saber hacia donde quería ir. 
Yo venía de estudiar algo que no tenía nada que ver y empecé a trabajar con los objetivos que me había planteado y descubrí un mundo que me entusiasmó por completo. 
Hoy hablabas de que tu familia es muy unida y muy importante en tu trabajo, como manejas la exposición de ellos y de tus amigos. 
La realidad es que yo intento ser por sobre todas las cosas genuina y transparente. Pero es una decisión personal hacer mi vida pública y que quizás no todos lo compartan. Mi familia siempre me apoyó en todo, son un back up absoluto y todos me dan para adelante. Obviamente hay momentos y momentos. Pero yo soy una convencida que la comunicación es la base de todo, así que hablando nos entendemos. Siempre con respeto y cuidando todo lo que subo. 

¿Nunca pensaste estudiar algo relacionado al  campo?
Cuando estaba en el liceo pensé en estudiar Agronomía pero me duró poco. Me encanta el campo pero como mi lugar para desconectar, no como mi trabajo. Amo estar en contacto con la naturaleza. Somos cuatro mujeres que ayudamos a mi padre toda la vida. Siempre el campo está presente pero no como un trabajo. 
Hace poco se desarrollo otra edición de Expo Prado, un año más lo cubriste para redes, ¿cómo se originó eso?
Este es el tercer año que realicé la cobertura en Aberdeen-Angus. Hace tres años cuando me ofrecieron de Angus hacer esto me sorprendió bastante porque la verdad que era algo súper innovador, ese sentido este rubro es muy conservador y no esta tan ligado a lo que son las redes sociales. Así que tomar la decisión de ofrecerme eso me pareció muy interesante. La repercusión fue increíble y desde hace tres años que lo venimos haciendo. El año pasado (y este año lo repetimos), se sumó la conducción para Aru TV ya desde un papel de conductora periodística. Eso me encanta, me siento cómoda. Es un desafío que me motiva y realmente  Expo Prado es un lugar donde me siento como en casa y me muevo con una comodidad increíble. 
Este año también trabajamos en la comunicación digital para Expo Prado, hace un año abrí junto a una socia Reto, una empresa de comunicación y nos vamos a encargar de eso también, así que muy movido todo (risas).

¿Qué trabajos realiza la empresa de comunicación? 
Buscamos explotar al máximo el poder de la comunicación a través de la creación de relatos memorables, reales y de impacto. Nos gusta el concepto de estudio creativo, nuestra propuesta intenta ser estratégica, integral e innovadora. 

El año próximo te casas, ¿cómo van los preparativos?
Siiii (risas).  Me caso el 27 de abril. Yo soy una persona que me gusta vivir todo muy intensamente. Así soy en el trabajo y en la vida, por eso esto también lo disfruto al máximo. Pero el tiempo vuela, parece que fue ayer que dimos la noticia. Estoy de novia hace 6 años y en realidad siempre fue como un proyecto, algo que veíamos como un plan a futuro y bueno lo definimos para el 27 de abril. 

¿Ya tenes vestido y lugar? 
Las cosas más macro las tengo, sí. El vestido me lo hace Alejandra Marcalain que es una genia, ya compre la tela y le tengo mucha fe (risas). La idea ya está pensada, de hecho compre la tela en función a esa idea. Veremos después que sucede. El lugar es un poco jugado, original diría yo. Nos casamos en un galpón del Prado.  A mí me parece alucinante y para mi es un lugar muy significativo. La iglesia es en Las Carmelitas y después en el Prado. 

¿Sos amiguera?
Recontra, tengo un grupo de amigas gigante del colegio desde que somos chicas. Y son súper importantes en mi vida, me re bancan, siempre están apoyando. No es fácil, yo me expongo bastante y necesito ese aguante, ese apoyo y siempre están. 

¿Nieve o playa?
Creo que elijo la nieve, me encanta la playa pero me fascina esquiar. Me parece un programón. 

¿Cuál es tu plan cuando tenes tiempo libre? 
La verdad es que tengo poco tiempo libre. Pero cuando estoy un poco calma me encanta leer. No soy de mirar muchas series, prefiero un buen libro siempre. 

¿Te gustaría ser mamá? 
Me encantan los niños, siempre lo tuve presente, cuando evalué la carrera a seguir era un tema el de poder tener tiempo con mis hijos en un futuro. Mi madre siempre fue una madre muy presente. Pero no es un plan para ya. Elegimos casarnos jóvenes para poder disfrutar un tiempo pero seguro que los hijos están en el proyecto de vida. 

¿Te ves viviendo afuera? 

Tal vez un tiempo, por ejemplo 1 año para estudiar algo. Soy muy amiguera y familiera y me encanta Uruguay entonces viviendo afuera para siempre no me veo, pero un tiempo puede ser. No me imagino estando lejos de los que quiero mucho tiempo. 

¿Cómo te imaginás en 10 años?

Con una familia más consolidada y creciendo sin dudas. En lo laboral apuesto a que Reto, mi empresa de comunicación, siga creciendo. Nuestro objetivo es lograr aportar valor a las marcas. Ser referencia en lo que hacemos. Me encantaría poder exponer, inspirara y transmitir todo nuestro conocimiento mas allá del trabajo puntual con los clientes. Creamos Reto con Angie mi socia. Nos conocimos hace un año cuando comenzamos a trabajar juntas y la verdad que logramos una conexión increíble. Yo generaba el contenido pero necesitaba un complemento y la conocí a ella. Hoy somos 5 personas. Generar contenido, así como lograr generar un impacto y trascender es algo que lleva mucha dedicación y pienso. 

Cuando hablas de la demanda del tiempo en generar el contenido, ¿cómo lo manejas?

Es todo un trabajo que fui aprendiendo con los años, miro lo que subía hace unos años y no sé como demoraba tanto en subir ese material.
 La organización es clave. Tenes que tener un calendario, un pienso. Es muy importante, en mi caso es uno de los pilares de mi marca, es el ser auténtico. Soy una convencida de que el contenido que subís tiene que ser un reflejo de tu vida. Lo que la gente quiere ver es un reflejo de tu vida. 

¿Cómo te llevas con las influencers, ahora vas a un evento y hay miles?

Nos llevamos muy lindo, es un grupo de gente que vale mucho la pena. Compartimos mucho, nos impulsamos y nos divertimos mucho. 

¿Te ha pasado de decir que no a marca?

Si, no es fácil pero sí. Si creo que no van con mi perfil con respeto digo que no. Para mí es fundamental que mis seguidores crean en mí en lo que les muestro. La confianza se pierde en dos segundos. Yo intento que mi contenido tenga valor, que le sume a mis seguidores. Soy muy cuidadosa en eso. Intento que mis historias siempre aporten algo. Si creo que no tiene un sentido no las subo. 
Es un trabajo, yo pienso cómo, cuándo, de qué manera. Tengo una comunidad que destina tiempo en ver lo que subo, si subo contenido que no les aporta estoy a un botón de que me deje de seguir. Me esfuerzo mucho para cuidar ese aspecto. A veces me pasa que consideran que no subo muchas historias, pero creo que a una marca no le sirve que yo suba 20 historias por subir, es preferible subir menos cantidad y que tengan un porqué. 
Vivimos en un mundo súper conectado con muchos estímulos, tenes que ganarte el privilegio que los seguidores te quieran ver y quieran quedarse en tu historia.
Hay que estar muy en el día a día porque hoy funciona una cosa y mañana otra o lo que funciona para una marca para la otra no. Si no logras conectar con tus seguidores no vas a trabajar a largo plazo. 
Siempre apuesto a trabajar con las marcas a largo plazo. Con Santander por ejemplo trabajo ya hace dos años y medio, justamente por esto que te digo. Me gusta construir relaciones duraderas con las mascas. Siempre intento que la historia se adapte con mi Storietelling. Si tengo que subir algo en la tarde veo que tenga una relación con mi vida. Soy muy cuidadosa con eso. Y creo que eso hace la diferencia a la hora de generar una relación con las marcas y crear una buena comunidad. 




Compartir:

Logo revista Cala

Revista Online

Con más de 8 años de presencia contínua en los medios, Cala le ofrece a sus lectores y clientes un producto de calidad, brindando contenidos de actualidad, escritos por colaboradores profesionales en su área: psicólogos, médicos, expertos en belleza y moda que número a número nos dejan su experiencia.

Redes Sociales

Etiquetas

Entrevistas Belleza Mujer Cala Pareja y Sexo Sociales Casamientos Fashion In Salud & Bienestar Zona Diseño

Números Anteriores

Tapa de raista cala