BAZAR LA IBÉRICA



EL LOCAL DE LA CALLE RINCÓN CUMPLE 127 AÑOS Y SIGUE DELEITANDO A MILES DE CLIENTES  DE URUGUAY Y OTRAS PARTES DEL MUNDO SIEMPRE ATRAÍDOS POR  ESTE ESPECTACULAR EDIFICIO DECLARADO PATRIMONIO HISTÓRICO Y QUE EN SU INTERIOR OFRECE PRODUCTOS DE CALIDAD, BUEN GUSTO Y DISEÑO. 

En una época en donde todo es online, inmediato y de un alto uso de redes sociales ustedes logran mantener el encanto de recibir miles de clientes en el mítico local de la calle Rincón, en el corazón de Cuidad Vieja... ¿cuál es la secreto?

Aunque la ciudad se expande cada vez más hacia el Este, creemos que el viaje vale la pena 100% cuando en el destino encontrarás tantas cosas tan lindas, variedad, excelentes precios y además la garantía de saber que comprás en una empresa establecida y seria.
Apostamos al local porque descuidarlo o abandonarlo sería un crimen. Muchos clientes venían de chiquitos con sus abuelas y ahora vienen con sus nietos. El edificio fue declarado Patrimonio Histórico, tiene un valor arquitectónico incalculable. A veces por estar en Uruguay no dimensionamos que en realidad tenemos una tienda única en el mundo. ¡Los extranjeros que vienen se enamoran!!!  

Para cada cliente la visita es siempre un placer, y venir a la tienda les es fascinante e inspirador, por los miles de cosas lindas traídas de diferentes partes del mundo. 

¿En qué año fue construido el local y cuántas reformas ha sufrido desde entonces?

El local es de alrededor de 1850. Las grandes reformas que sufrió fueron cuatro. Una en 1957, otra en 1996-97, otra en 2000 y otra en 2019. 

Al principio, como se estilaba en la época, el local tenía vitrinas cerradas del techo al piso donde se exhibían vajilla, cristalería, cuchillería, etc. Con eso convivían también juguetes, recipientes plásticos, productos de limpieza y hasta artículos de ferretería. ¡Era literalmente un “bazar”!
A los ojos de hoy eso resultaba un poco oscuro y abrumador. La planta superior era un depósito. 
Lo que hoy es la “administración”, que está al fondo a la vista del cliente, antes estaba abierta hasta los enormes ventanales que dan a la calle Paraná. Muchas veces nos tentamos con volver a eso…pero no lo hemos hecho por motivos prácticos.
En 1957 se instalaron las “góndolas” que hoy corren hacia lo profundo del local. Los pisos, columnas, bovedillas, tuberías a la vista, todo eso es original.
En 1996-97 se inauguró lo que llamamos “el entrepiso”, que es la U que corre en la planta superior con los balcones de madera. Hoy allí exhibimos muchísimos muebles.

En el 2000 se acondicionó y habilitó el “subsuelo”, donde hoy se exponen  muebles, livings, comedores armados y sillones. La escalera de piedra fue obra de la misma arquitecta que intervino en nuestra última reforma de 2018.

¿Qué  buscaron  destacar en la última reforma que hicieron en 2018?

En cada obra buscamos preservar lo valioso de la tradición y elevarlo con los aportes de la modernidad. Eso te hace único.  
Buscamos incorporar vanguardia sin romper con los valores neoclásicos del edificio. Para eso le dimos toques industriales neoyorquinos, jardines verticales, mostradores de mármol e iluminación híper moderna fabricada a medida en España.

¿Qué quisieron cambiar?

Quisimos agregar vanguardia a la apariencia del local modernizando la iluminación, las estanterías laterales, las columnas, los mostradores, y una gran cantidad de detalles chicos.


¿Quién estuvo a cargo de la reforma?

Participaron muchas personas. Por un lado la arquitecta argentina Diana Lisman, ganadora del premio Casa Foa en Buenos Aires en 2018, por otro el arquitecto especializado en obras nocturnas para locales comerciales, Aldo Ramírez, y por otro Patricia, Ema y Laura (3 miembros de la familia) que se encargaron durante muchísimos meses de juntar fotos de tiendas del mundo, sacar inspiración de viajes y muchas ideas de Pinterest. 

Algunas ideas terminaron descartadas por los impedimentos de un edificio antiguo y los desafíos de hacer convivir materiales originales intocables con los materiales nuevos de los que disponemos hoy. El desafío de intervenir un edificio tan valioso es enorme!!!
 

Una empresa familiar con 127 años de historia, ¿cuál es la clave del éxito para perdurar en el tiempo?

La búsqueda permanente. La renovación, la anticipación de cambios desde superficiales (modas, etc.), a culturales más profundos. No perder el ojo crítico ni la atención al detalle. No perder el contacto con el público. El cariño por lo que se hace!!! La empresa vivió muchos puntos de inflexión históricos como las guerras mundiales y profundos cambios culturales y económicos. La adaptación de la empresa a las nuevas realidades ha sido siempre clave para perdurar en el tiempo y además crecer. 
Y por último  definitivamente, relaciones sólidas basadas en el respeto mutuo, confianza y reciprocidad justa entre todas las personas que formamos parte de esta historia.




Compartir:

Logo revista Cala

Revista Online

Con más de 8 años de presencia contínua en los medios, Cala le ofrece a sus lectores y clientes un producto de calidad, brindando contenidos de actualidad, escritos por colaboradores profesionales en su área: psicólogos, médicos, expertos en belleza y moda que número a número nos dejan su experiencia.

Redes Sociales

Etiquetas

Entrevistas Belleza Mujer Cala Pareja y Sexo Sociales Casamientos Fashion In Salud & Bienestar Zona Diseño

Números Anteriores

Tapa de raista cala